Zapatillas al carbón

Todos recordamos, el episodio aquel, cuando Eliud Kipchoge, estrenó las Zoom Fly en Monza con la premisa de bajar a menos de dos horas su tiempo en los 42,195 kilómetros. En ese momento la tecnología aplicada a las zapatillas a través de la placa de carbono supuso toda una revolución, tanto que esa ayuda extra, provocó que la World Athletics tomara cartas en el asunto, llegando incluso a prohibir de manera eventual una de las propuestas, la denominada Alphafly con la que el propio Kipchoge consiguió, por fin, bajar la barrera de los 120 minutos.

A partir de ahí podríamos decir que la placa de carbono llegó para quedarse, todas las grandes marcas fueron adaptando su portafolio de productos y podríamos decir que todas cuentan con alguna propuesta que incluya esta alternativa entre sus modelos. Teniendo en cuenta esto les proponemos analizar un poco las opciones que existen en el mercado.

Adidas Adizero Pro


El maratón de Valencia fue el evento que dio lugar a la presentación oficial de esta propuesta de la marca de las tres tiras, una manera de iniciar la competencia con la propuesta de Nike.


La marca alemana tuvo en un inicio serias complicaciones para entrar en el mercado a competir, pero las Adidas Adizero Pro (reseña https://www.runningtheblog.com/post/adidas-adizero-adios-pro), lograron finalimente ocupar un lugar en las preferencias de los consumidores.


Con un upper transpirable, cómodo e incluso bonito, la gran diferencia de esta Adizero Pro radica en la suela intermedia, que dota a la zapatilla de mucha estabilidad. Igual que con las Vaporfly se ha comentado en varias ocasiones que se requiere gran técnica para correr con ellas, el modelo de Adidas permite mucho más rango de pie, siendo accesible a más público.


Además es una zapatilla muy amortiguada, y para aquellos que tienen problemas en el talón este recurso les proporciona una gran ventaja: la suela exterior ayuda a nivelar tanto la pronación como el taloneo.




HOKA Carbon X


Fue probada en el Maratón de Sevilla 2020 y las repercusiones fueron buenísimas. No en vano Hoka fue la primera marca en lanzarse a la placa de carbono después de Nike, y lo hizo con una zapatilla que, para largas distancias, es muy fiable.


Algunas de las características que se destacan son la comodidad, su estabilidad y eficiencia en la zancada. En breve tendrá heredera, ya que está a punto de salir la Hoka Carbon X2.


HOKA Rocket X

Una zapatilla más rápida que la Carbon X, y que está pensada más para corta distancia. En cuanto a tiempos, la recomendación es para ritmos por debajo de 4'30".

Hablamos de una zapatilla voladora, que no alcanza los 200 gramos para un número 43.

En cuanto al tipo de suelo, está centrada únicamente en el asfalto. Si revisamos su suela, apenas tiene hendiduras o variaciones, lo que hace que tenga muy poco agarre en otros suelos que no sean la carretera.

Para nosotros, una de las mejores opciones para carreras de cinco o diez kilómetros.




Brooks Hyperion Elite 2


Algunos consideran que la mejor de las zapatillas fuera del universo Nike. No es de las opciones más accesibles en cuanto al precio, pero hay quienes como estamos comentando la prefieren. Hablamos de una zapatilla con espuma mejorada, más duradera, y con una mayor sensación de agilidad.


La tecnología DNA Flash con nitrógeno permite amortiguar el impacto de la zancada y suavizar la marcha sin aplastar o rebotar en exceso. Además, al correr se tiene una sensación de más cadencia mayor fluidez en el trayecto.




New Balance Fuel Cell TC

Este modelo de New Balance, que destaca por su amortiguación, en este caso se la recomienda para entrenamiento que para competición. Cuenta con 8 mm de drop, y el punto más destacable es la suela intermedia, denominada PWRRUN(PB), muy ligera, cómoda y sensible, con un peso también, muy bajo de 213 gramos.




ASICS MetaRacer

La marca nipona fue de las últimas en llegar a la placa. Esta MetaRacer, evolución del prototipo que Jan Frodeno utilizó en su victoria en Kona 209, destaca por la agilidad, y por la estructura que invita a correr hacia adelante.

Cuenta con un drop de 9mm.

En el proceso de zancada, el pie se flexiona ligeramente, y al posar el metatarso rebota hacia atrás, de manera muy cómoda y estable.




Skechers GOrun Speed Elite Hyper

La zapatilla con la que, por ejemplo, corre Lionel Sanders en competición tanto de media como de larga distancia. Destaca por su amortiguación única, y en la línea de todas las zapatillas de la marca, acompañada de una gran estabilidad.

Dentro de las placas de carbono, la que más rápido nos va a permitir correr sin centrarnos en tener una técnica exquisita.




Saucony Endorphin Speed

Muy similar a la PRO, está Speed estaría orientada a la larga distancia. Aunque pesa más (221 gramos), es una zapatilla que nos asegura muy buen rendimiento en altos kilometrajes.

El drop es el mismo que su hermana (ocho), aunque la placa tiene un diseño menos forzado, más plano, que dota a la zapatilla de mucha más versatilidad.




Como verán hay para todos los gustos y colores, cada uno sabrá que le conviene más o le parece mejor para su perspectiva de entrenamiento. Aquí las mejores opciones del mercado actual. Los dejo pensando....

25 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

SWEETSPOT