Turismo deportivo: escenario actual

Actualizado: oct 2

Hemos hablado sobre todo en entradas del 2019 de la industria turística vinculada al deporte y su escalada en el tiempo, hasta convertirse en uno de los sectores que más ha crecido a nivel mundial.



Una corriente que fue instalándose poco a poco, también en relación a la diversificación de la propia industria, entendiendo que el turismo diferencial y por sectores era viable en función de las demandas de los nuevos destinatarios.


Los perfiles de consumidores en muchas industrias han ido cambiando y modificando sus características a lo largo del tiempo, fundamentalmente porque los viajeros cada vez buscan más, sumar experiencias en sus visitas y recorridos.


El turismo deportivo suma entre sus características el componente, beneficios a la salud asociado a la tendencia del cuidado. Esta condición hace que la actividad física sea un aliado fundamental en todo este proceso, por lo que las administraciones públicas y el sector privado están desarrollando estrategias coordinadas en todos los países con el objetivo de extender el turismo deportivo.


Por otro lado, su relación con la sostenibilidad también juega un papel fundamental, lo hemos comentado en otras entradas, debido a que fomenta otro tipo de estancias que, por lo general, suelen producir mayores beneficios en los lugares de visita.


En este punto merece la pena destacar la importancia de las maratones, debido a que se han asentado como eventos que cada vez cuentan con un mayor renombre entre los amantes del deporte. Estas carreras se convierten en una oportunidad perfecta para aprovechar y conocer nuestras ciudades favoritas, al mismo tiempo que se realiza un turismo activo que es sano, sostenible y entretenido.


OCIO - ENTRETENIMIENTO


Sin dudas una palabra bastante vapuleada y con mala prensa es el ocio, en una cultura occidental extremadamente culposa, pensar en disfrutar y no hacer nada, nos provoca siempre estar planeando algo, sacando provecho a todo, hasta incluso a los momentos de dispersión y entretenimiento. En esta misma línea, entonces, el deporte es uno de los motores más importantes de la industria, tomando como premisa esta característica, ir tras un plan.


Rivalizando con otros sectores como Internet y el desarrollo digital. Además, ambos coinciden en estrategias que han impulsado su crecimiento en los últimos años, donde podemos destacar la diversificación de la oferta como un eje fundamental, que mencionamos más arriba.


Por lo tanto, no es de extrañar que haya varias ciudades alrededor del mundo con maratones internacionalmente reconocidas, sobre las que nosotros hasta antes de la pandemia impulsamos y promocionamos. Pero también las carreras populares, los trail, aquellas que no son tan conocida, con menos niveles de exigencia, algo que permite llamar la atención a distintos perfiles de turistas.


Viajemos un rato al pasado el Maratón de Boston generó para 2018 cerca de 200 millones de dólares a la ciudad gracias a los 30.000 participantes extranjeros de 98 países y de otros estados de Estados Unidos. En el caso del maratón de Chicago la cifra para 2019 asciende a 410 millones de dólares.


Un maratón joven como el de Jerusalén, contribuyó en 2019 con 4,5 millones de dólares a la ciudad recibiendo a 5 mil corredores extranjeros de 86 países. En el caso de España, uno de los maratones más exitosos es el Maratón de Valencia, un estudio determinó que los ingresos para la ciudad derivados del turismo deportivo fueron 17,7 millones de euros principalmente a los gastos asociados a alimentos y bebidas y las 186.105 pernoctaciones en hoteles.


Situación Actual


En este 2020 ya sabemos todos que la pandemia a afectado la realización de maratones grandes y pequeños. La primer impresión es que los grandes organizadores trataron de “mantener vivo el evento” evaluando día a día la pandemia.


Sin embargo, todos y cada uno de los grandes maratones trabajaron en un plan B ante la inminente cancelación de los eventos. La realización de eventos virtuales, la participación presencial en algunos casos de los profesionales de élite. Alternativas que buscaban mantener viva la llama.


Cuanto más grande y global sea el maratón mayor ha sido el impacto de la crisis sanitaria. Maratones con Nueva York, Chicago, Berlín tienen una altísima proporción de participantes extranjeros que por razones obvias no pueden viajar a la carrera. La tendencia observada nos permite predecir que hasta agosto o septiembre del 2021 no se realizarán grandes maratones. Por otra parte, los eventos locales parecen menos afectados en algunos países y pareciera que serán los primeros en activarse en la era post Covid, apuntando al turismo receptivo y regional.


Vemos que a medida que disminuya la pandemia se irán retomando los eventos deportivos masivos de manera progresiva, todos estamos haciendo fuerza para que eso sucede, acompañando y sosteniendo la industria desde el lado que nos toque.



19 vistas