" Tempo Run " : Arthur Lydiard

Actualizado: 22 de ene de 2019

Muchos son los métodos que se pueden llevar a cabo en el marco de un entrenamiento sistemático, partiendo de un plan apto para una competencia que requiere llegar, en un plazo de tiempo determinado, a las mejores condiciones de rendimiento posibles.


Uno de los principales métodos que uno puede encontrar, dentro de ese universo, es el del legendario corredor y entrenador Arthur Lydiard, considerado como el padre de la carrera de distancia moderna. Para algunos en el mundo del atletismo hablar de él, es igual a citar a Dios. 


Nacido en Nueva Zelanda en 1917 , sus dos pasiones en la juventud eran el rugby y la natación. Una día a los 27 años tomo el desafío que le hiciera un amigo de participar en una corrida de 5 millas, pese a ser deportista y considerar que tenia las condiciones físicas para afrontar el reto, la experiencia resulto un verdadero fracaso. La distancia y la exigencia terminaron con un Lydiard totalmente agotado y fastidiado por la situación. Su sensación de agotamiento y falta de estado lo hizo recapacitar, no solo por el futuro sino porque algo no había resultado tal lo esperado, considerando que él pensaba que un hombre joven y en su estado, no debía llegar en esas lamentables condiciones al final del trayecto.

  

Esta situación personal, basada en una vivencia singular es lo que se define como el hito que cambiaría el futuro de la teoría del entrenamiento atlético. En los 60's fue cuando comenzó a desarrollar planes de entrenamiento y empezó a levantar a corredores hacia un nivel élite. En ese largo trayecto Lydiard fue muy criticado por anteponer la base aeróbica frente al trabajo anaeróbico sobre todo en atletas de medio fondo, sin embargo los resultados son contundentes y escuelas como la de Kenya Y Etiopía, hoy en día usan su método. Lydiard decía; "el exceso de entrenamiento anaeróbico es destructivo y no ayuda a la mejora de la adaptación" por lo que es algo a reflexionar para la correcta ejecución de un plan de entrenamiento.


"No hay dudas que correr es el mejor ejercicio para los corredores"

En que consiste el sistema?, básicamente trabajo con prueba y error, detectando, cómo acabamos de decir que el entrenamiento basado sólo en un plano anaeróbico con la premisa " si no duele no hay ganancia", era erróneo. Esto lo llevo a experimentar que en un gran volumen de Km a una intensidad por debajo del umbral anaeróbico, se aproximaba al ritmo de Maratón, para su sorpresa sus tiempos en distancias más cortas mejoraron notablemente, aplicando esta idea. Aquí algunos detalles del Método: 


Entrenamiento de Base


Adentrado en el marco de un plan de entrenamiento, lo que sugiere Lydiard es que durante los primeros meses, el corredor puede emplear ejercicios gimnásticos para el aflojamiento y estiramiento de los músculos en todo el cuerpo. Pero sin embargo, rechaza rotundamente el uso de las pesas, entendiendo que los corredores "necesitan los músculos de un ciervo, no de un león", esto otorga mayor nivel de ductilidad y ligereza.


Lydiard creía plenamente, que el potencial del atleta esta dado por la resistencia, la que debe desarrollarse en primer lugar, seguida por la velocidad. Luego usar el acoplamiento para atar a estos dos aspectos y alcanzar su pico en el momento deseado. El primero, y a menudo el período supuesto como el más importante, es el entrenamiento de maratón, denominado Fase 1.


Otro de los puntos claves, en esta instancia esta dado por el tipo de terreno, el que a veces debe ser plano, otras ondulado y otras en cursos montañosos. Esta diferencia entre los terrenos tiene que ver, en que para él, la clave esta dada en fortalecer el sistema cardiovascular, aumentar la capilarización. A menudo "el desarrollo del sistema muscular depende del desarrollo del sistema cardiovascular. Por tanto, el sistema cardiovascular tiene que desarrollarse al máximo si se quería desarrollar el sistema muscular".


Además de correr a kilometrajes constantes, Lydiard creía que, durante este período de entrenamiento, las carreras debían ser continuas porque éstas permitían que a una presión constante aplicada al corazón su capacidad y resistencia se ampliarían.   


La Fase de Colinas.


El denominado entrenamiento de transición esta planteado de manera intensivo a campo traviesa, así como el inicio de los entrenamientos de pista como preparación adicional. Fuera de la pista, se le requiere al corredor trabajar en colinas.


La locación principal consistía en una colina larga de 800 metros con una estirada larga de 400 metros llanos en la parte inferior y superior de la colina, con dos posibles procedimientos rebotes o zancadas. En el libro Lydiard´s Runnning Schedules (publicado en 1970), se describe que los corredores deben "subir las colinas sobre la punta de los pies, concentrándose en relajarse y e ir rebotando en lugar de correr". Después de hacerlo, trotaban 400, y luego trotaban 400 de vuelta en la sección plana y luego cuesta abajo a paso rápido.


La Fase Final


Los últimos son tres meses localizada en ajustar al individuo, ponerlo casi en sintonía fina pero dentro de un plan general. Es aquí que Lydiard instituye la fase de "afilado" de su entrenamiento. Las carreras largas se mantienen los fines de semana, pero durante la semana es una serie constante de intervalados. En su esquema original, los atletas hacían entrenamiento de 5-6 días por semana y a medida que su entrenamiento evoluciona, esto se acortaba a un par de veces por semana.


Actualmente se sabe que Lydiard cambió y adaptó sus esquemas y filosofías de entrenamiento a través de los años, principalmente porque todo lo que predicaba lo comprobaba el mismo, en su cuerpo y con su propio entrenamiento.


Una de las mayores contribuciones que dejo , es que los corredores de media y larga distancia deben correr por lo menos 160 kilómetros por semana.Mucha de la carrera son ejecutadas en el extremo final de lo aeróbico, probablemente cerca de su umbral y varían los esfuerzos en la base.


Lo que sucede es que los atletas varían en ritmos, entre corridas normales a fartleks. Un gran esfuerzo aeróbico, entre el trote y el ritmo de competencia, esta puesto en juego, al 70% – 99% de su capacidad aeróbica para acabar en un estado agradablemente cansado, ese debe ser el objetivo final.  


Supongo que algo de su primer experiencia seguía ahí rondando, una cosa es llegar "agradablemente cansado" y otra muy distinta es terminar "arruinado". Sin dudas los desafíos pueden ser el inicio de algo, tomarlos puede cambiarte la vida y transformar muchas otras.



56 vistas