Running: los que sí y los que no

En la entrada anterior hablamos de cómo veíamos este tema de las salidas y protocolos para runners, desde el concepto comunidad de Runtrip, con distintos criterios y posiciones, recuperando los comentarios que fueron apareciendo.


Pero la vida continua por fuera de nuestras comunidad y vamos a informarnos un poco, de qué sucede aquí y en otros lugares del mundo con las próximas medidas en torno al running.



Podemos decir que ya es un hecho que se está trabajando para la generación de protocolos para salir a correr. Distintas fuentes indican que los gobiernos locales, provinciales en Argentina han citado a expertos del ámbito de la salud, organizadores de eventos y running teams, para avanzar en un plan para volver a correr, tratando de buscar consensos y acuerdos previos.

Hacemos acá un paréntesis para indicar, que en algunos lugares del mundo, esto ya está sucediendo y los protocolo se encuentra activo. En otros se está evaluando esquemas y requerimientos según sea el caso. La cuestión es que el tema ya apareció en Agenda, y lo están discutiendo, tratando de llegar a acuerdos en los criterios.

Los que SÍ ...

Los argumentos en positivo esgrimen que es una actividad que se puede practicar en solitario, y que tomando las medidas de prevención e higiene para no contagiar a nadie en caso de tener coronavirus y ser asintomático, estarían dadas.

Pero además existen también planteos que apuntan a considerar esta actividad con beneficios desde lo físico y mental, importantes de recuperar, para aquellos corredores que hace casi dos meses están confinados en sus hogares por las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Los que No

Algunos otros consideran que no es una prioridad, y que la complejidad de cumplir el protocolo para los corredores y para controlar que eso se haga efectivamente sobre todo, en los centros urbanos, presenta algunas dificultades de logística ( circuitos, horarios, salidas programas, barbijos aptos, etc. ).


Si tomamos el caso argentino , en la zona màs compleja como es CABA y GBA, en una primera etapa se propone salir a hacer una caminata o trote individual, entre las 20:00 y las 8:00 am, sin permiso especial de circulación. Esto sería en lugares cercanos al domicilio, en donde haya bajo tránsito peatonal, y que sean espacios abiertos y ventilados, como son los parques y las plazas. Se hace mención, también al uso de anteojos con vidrios transparentes o buena visibilidad y que "al cruzarse con otro corredor/caminante, se debe mirar a la derecha a los 5 metros de aproximación". Sin embargo esto quedo frizado por el momento hasta por lo menos este 24 de mayo, en estos dos lugares.



En otras partes, como dijimos con menos densidad poblacional, menos casos, ya se están aplicando estas salidas y protocolos con mayor o menor éxito, comentado por los mismos corredores.

De todas maneras tengamos en claro que cualquier tipo de movimiento eventual que se haga en la siguiente etapa, sea en la fase que cada localidad se encuentre , deberá contar con la expresa autorización al Ministerio de Salud de la Nación y el Comité de Expertos para avanzar con las medidas.



Los países con los confinamientos más duros y restrictivos, sabemos que han prohibido todo tipo de actividades catalogadas como no esenciales. Caso Chile, India y Filipinas, entre otras. En Europa, España puntualmente, por ejemplo el 2 de mayo, decidió autorizar a los corredores a salir durante una franja horaria y en un tiempo limitado, y ya avanzó con la apertura de lugares públicos para hacerlo.



En primera instancia, en Francia sí estaba permitido salir a correr durante el confinamiento, pero la norma ha variado, porque desde el 8 de abril se ha impuesto limitaciones como la franja horaria: hasta las 10:00 de la mañana como máximo, y luego desde las 19:00 horas en adelante. En un radio más limitado y próximo al domicilio.

Italia otro de los países más golpeados, a partir del 4 de mayo permitió la salida de runners, abrió la posibilidad a caminar o andar bici pero evitando el contacto entre la gente.


Sin embargo, en el lado opuesto están Bélgica, Suecia, Alemania e incluso algunos estados de Estados Unidos, que a pesar de ser el país donde esta pandemia ha golpeado más duro, las restricciones han estado relajada. Por ejemplo, ninguno de estos países ha prohibido la actividad física al aire libre, por lo que correr ha sido una de las acciones promovidas entre los ciudadanos belgas y suecos.


A partir de hoy en algunos lugares ya están pensando cómo van a correr y movilizarse los corredores profesionales, con medidas y protocolos específicos. Esquema en el que se tiene en cuenta no solo los procesos de entrenamiento, sino que inician un camino para comenzar a diseñar el regreso a las competencias.

37 vistas