Nunca es tarde ...

Correr + 50


¿Puede una persona iniciar su actividad runner a los 50 ? Esta es la pregunta inicial que se hacían muchos en nuestra comunidad y que hace pie en esta entrada. Si consideramos que correr es una actividad para toda la vida, no existe una edad mínima para empezar a hacerlo y en ese mismo sentido, podemos decir que es posible seguir corriendo siempre. Por supuesto, teniendo presente que se deben dar ciertas condiciones de salud y resistencia que nos permitan hacerlo.


Crecemos, maduramos, nos ponemos metas personales y con suerte las alcanzamos, lo principal, es tener la necesidad física o mental de iniciar el proceso que requiere el entrenamiento que encierra el running, cada uno respetando sus condiciones físicas, y la intensidad en base a los objetivos que se proponga.


Todos sabemos que correr, como cualquier actividad deportiva, tiene enormes beneficios para nuestra salud, tanto físicos como mentales, y dichos beneficios aplican por igual independientemente de la edad. Si tenemos en cuenta algunas de sus particularidades, podemos decir que es un excelente motor cardiovascular, y su práctica es efectiva para mantenerse por ejemplo, en peso. Sin embargo, correr es un ejercicio con impacto, y de cierta exigencia para nuestro cuerpo, por tanto debemos adaptar nuestro cuerpo de forma progresiva y gradual a la práctica del running.

Alcanzar los 40 o 50 no es razón, ni excusa para no comenzar a correr. Mantenernos activos, puede añadir años a nuestra vida, y no sólo eso, puede también sumar calidad a nuestros años. Si bien, como acabamos de mencionar existen beneficios, también es cierto como mencionamos que hay ciertas condiciones que debemos tener en cuenta. Llegada una determinada edad debemos ser conscientes que tenemos un riesgo más elevado de lesión como consecuencia lógica de la edad o también por factores vinculados al sedentarismo, quizás no estuvimos por largos periodos de tiempo quietos .

Convertirte en runner a los 40/50 es perfectamente posible, y muy recomendable, pero debes tener en cuenta una serie de cuestiones relacionadas con la fisiología propia de tu edad, con principal atención a lo mencionado, impacto y resistencia.

Como decíamos al principio de esta entrada,, nunca es tarde para comenzar una rutina de entrenamiento, pero es importante seguir una serie de consejos para prevenir lesiones, que suele ser el fantasma que más nos persigue. También es recomendable entender que el paso de los años repercute en nuestra habilidad a la hora del esfuerzo y sobre todo de la recuperación.

En este sentido, debemos evaluar los resultados en relación con los entrenamientos y el esfuerzo realizado, así como cuidar del tiempo destinado a la recuperación y a realizar entrenamiento cruzado.

Los expertos recomiendan calentar cuidadosamente antes de correr y estirar después, para proteger los músculos que son menos elásticos y más propensos a las lesiones. También es necesario aumentar su entrenamiento con pesas, para compensar la disminución de la masa muscular.

Los periodos de entrenamiento tienen que ir de menos a más. Una hora de ejercicios, tres días a la semana estará bien en un inicio. Lo recomendable es estirar por un periodo de 20 minutos, luego trabajar y culminar con un suave trote.

Las ventajas de realizar actividad física pasada los 40 años son múltiples. Las personas que se ejercitan disminuyen su tasa de mortalidad. Además previene enfermedades como la hipertensión, síndrome metabólico, cáncer de colon y depresión. Un plus extra es que presenta una mejora en su sistema cardiorrespiratorio y muscular.

Como todo en la vida hay ciertas condiciones, físicas, innatas, aptitudes y preferencias que determinan algunas condicionantes en nuestras elecciones, en este sentido debemos ser conscientes que hay que atender cuestiones tales, como adaptar rutinas que mejor calcen a nuestras vidas, gustos y capacidades. Otra cosa que podemos recomendar si estamos iniciando después de un tiempo prolongado de inactividad, tener una guía profesional que nos sirva para dar comienzo. Siempre es imprescindible estar atento a nuestro cuerpo y a nuestras limitaciones, mientras respetemos estas consignas podremos seguir corriendo hasta el final.



101 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo