No perder la motivación

Sea cual sea la actividad que inicies siempre es importante estar motivado y hacer de esa acción una rutina. A veces la actividades con repetición, tienen mala prensa, pero en esta oportunidad vemos que es importante, sobre todo en el running a los efectos de sostener un entrenamiento que vaya creciendo de manera progresiva.



La clave del sostenimiento y la motivación está dada por la constancia, que no tiene que estar obligadamente ligada a la repetición. Una rutina también puede tener componentes que planteen variaciones, como por ejemplo, dónde correr, con quien correr, la hora, etc.


Hay muchas maneras de potenciar y acrecentar el rendimiento, un aspecto clave para favorecer el óptimo rendimiento es la hidratación, considerada parte del “entrenamiento invisible”. Es fundamental beber al menos 2 litros de agua y, durante la actividad, se deben hacer tomas frecuentes, cada 10/20 minutos, al principio con agua y a partir de los 40 minutos lo ideal es con bebida isotónica, que contenga hidratos de carbono y diferentes minerales para una correcta reposición de líquidos.


En cuanto al calzado, el uso de zapatillas adecuadas es un must. “Las zapatillas tienen un promedio de 500 kilómetros de vida útil”, es importante realizarse un estudio de la pisada y trotar tanto sobre césped como pavimento para acostumbrar y fortalecer los músculos y ligamentos de los pies y, al correr sobre césped, evitar recibir mucho impacto sobre nuestras articulaciones tanto de los tobillos, rodillas y caderas. Para las personas con sobrepeso, en tanto, es recomendable realizar más trabajo sobre césped mezclado con caminata. “Hay que fijarse objetivos razonables y tener paciencia que todo llegará; comenzar con objetivos a corto plazo para motivarse como, por ejemplo, correr continuamente 30 minutos para luego ir buscando de a poco una competencia de 3 o 5 Km para que la motivación crezca en busca de mayores objetivos". Algunos especialista recomienda, fijar una marca personal de tiempo para ir superándose. Esto nos va a empujar a complementarlo con un plan de alimentación adecuado para entrenamientos más exigentes. Como mínimo, deberías correr tres días semanales, y principalmente tener un plan de entrenamiento a seguir para mantener la disciplina y el orden y evitar lesiones y frustraciones.


Sabemos que el running se convirtió en un estilo de vida para cada vez más argentinos, en línea con una tendencia que también se da a nivel mundial, tema que hemos abordado en alguna que otra entrada. Pero, más allá de la popularidad que este deporte ha obtenido, el running es un éxito porque se convirtió en la forma de mantener el cuerpo sano y, a la vez, la mente en orden, según coinciden en señalar los expertos en esta disciplina, con muy poca o casi nada de infraestructura.

De acuerdo al sitio Runners World, dentro de los beneficios de salir a correr están el fortalecimiento de los huesos, el regeneramiento de músculos y una mayor tonicidad. Tiene también otras características que resultan beneficiosas para la salud mental, como la reducción del estrés y la ansiedad. Y, muy importante, ayuda a que el cuerpo descanse mejor por las noches.


Creo que transitar esta pandemia nos ha demostrado, una vez más lo importante de la actividad fisica par a nuestras vidas, esos período de tiempos en que no pudimos correr notamos su falta, y cómo repercutió en la cotidianidad de nuestros días, llegando a generar frustración y desmotivación en muchos aspectos de la vida. Por eso insistimos en que lo que genera el running va más allá de una simple rutina.

43 vistas