Escucha tu cuerpo

Actualizado: jul 7

Nuestra comunidad, como siempre decimos está distribuida a lo largo del mundo, muchos amigos ya están iniciando actividades deportivas, con algunas restricciones de tiempos y horarios, otros están en una versión "casi normal" y algunos otros están esperando.


Para aquellos que están en carrera o iniciando después del parate, o también otros que están dando sus primeros pasos en la actividad ( porque debemos decir que la cuarentena trajo como resultados que muchos comenzaran con actividades deportivas, rutinas indoor que ahora buscan trasladar a las calles, el campo o las montañas). Para todos ellos va esta entrada porque han surgido en los comentarios, mensajes de nuestras redes y plataformas algunas inquietudes con respecto a dudas en estos procesos de iniciación.



Muchas veces al comenzar la actividad física, se comprende lo importante de realizar ejercicios día a día y eventualmente se necesita ser más cuidadoso con la forma en que se realizan las rutinas de ejercicios. Ya sea corriendo, pedaleando, nadando o cualquiera que sea la modalidad que elijas, hay que prestar atención a las formas y contenidos de la actividad.


Dentro de toda esta necesidad creada a partir de un real interés por mejorar, iniciamos la búsqueda de algún profesional que nos oriente en la realización correcta del ejercicio. En este contexto particular en el que estamos quizás esta opción no la tomamos en cuenta y simplemente nos lanzamos. Sepamos que si esto es así, debemos tener muchas màs precauciones , y estar muy alertas a lo que el propio cuerpo nos indique. En todo caso si sentimos que algo no va bien debemos consultar con un profesional que nos asesore. Porque quizás necesitemos ajustar nuestro entrenamiento con bases científicas.


Una de las cosas que tenemos que tener en cuenta es el ajuste del programa de ejercicio basado en la frecuencia cardiaca, si vemos que esto no se adapta a nuestra realidad, ese es un indicador de alerta. Ya sea porque la frecuencia cardíaca que debemos alcanzar para estar en territorio “aeróbico” parece muy intensa o por el contrario, nos parece muy baja, llegando en el primer caso a no completar nuestra rutina o en el segundo caso a aburrirnos, por lo que suspendemos en cualquier caso la actividad.


Si bien es cierto que la Frecuencia Cardiaca (FC) es un elemento que permite establecer una relación importante con el gasto cardiaco durante el ejercicio, no hay que olvidar que las fórmulas que hoy por hoy se emplean en el campo del Fitness tienen un error de predicción que puede subestimar o sobreestimar la frecuencia cardiaca máxima en 11 o más pulsaciones por minuto.


Pero no sólo se requiere de un corazón funcional y de unos pulmones para intercambiar el oxígeno. También, es necesario tener articulaciones estables, músculos fuertes, rápidos, ágiles y flexibles. Estos atributos articulares y musculares no se obtienen con la carrera por sí sola. Es indispensable un entrenamiento específico, adaptado a las características individuales. Muchas veces hay un concepto equivocado sobre el entrenamiento solo focalizado en el esfuerzo, y justamente cuando logramos disminuir la cantidad de esfuerzo al realizar la actividad, obtenemos mayor efectividad en el movimiento e incluso minimizando o desapareciendo posibles riesgos de lesiones futuras. Son muchos las variables que se ponen en juego cuando nos disponemos a correr, la agilidad, la fuerza, el balance, flexibilidad y la velocidad. Estas capacidades físicas están relacionadas unas con otras, del equilibrio de estos componentes depende el rendimiento general de tu cuerpo.


Es importante en este sentido que tengamos una referencia precisa en relación a nuestra condición física, y a nuestro estado de salud en general, mucho más si estuvimos mucho tiempo parados, o si nunca hicimos nada y estamos iniciando. Así que la recomendación de base es informarse y consultar a los especialistas sobre todo si el calendario marca una cierta edad y si tenemos enfermedades preexistentes.


Recuerden que el cuerpo siempre nos habla y si vemos que algo no está funcionando del todo bien o no fluye naturalmente es muy probable que tengamos que hacer ajustes. Seamos responsables, correr es una actividad deportiva, recreativa y lúdica, manejemos siempre estos parámetros, lo que esté fuera de estas dimensiones debemos tomarlo como un alerta.




35 vistas