El Valor de Seguir ...

Actualizado: jul 1

Román Luna se autodefine como un paciente con Esclerosis Múltiple (EM) que busca a través de un proyecto solidario, concientizar a la sociedad en general, y ayudar a quienes, como él pelean todos los días por seguir optimistas frente a la enfermedad.


Diagnosticado en el 2012 a sus 38 años, después de un par de años de recibida la noticia, sufrió un pozo depresivo, característicos en pacientes con EM. A partir de ahí y con la ayuda del running, su vida tocó fondo y al mismo tiempo tomó otra dirección.


La Enfermedad:


La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad progresiva del sistema nervioso central que provoca lesiones múltiples en la mielina, la que recubre las neuronas y ocasiona que se interrumpa la habilidad de los nervios para conducir impulsos eléctricos desde y al cerebro. Se manifiesta con diversos síntomas como la parálisis de las extremidades inferiores, hormigueo, pérdida de la sensibilidad, del sueño, de la estabilidad, visión doble, entre otras. En argentina hay diagnosticados casi 8 mil personas.

El primer episodio de Román fue 10 años antes de que le dijeran cuál era su diagnóstico real. Nadie hasta pasado diez años se dio cuenta, ni pudo diagnosticar con precisión la verdadera causa de los problemas físicos que empezaron a impactar en su vida. Un diagnóstico temprano es muy importante para que no haya tantas lesiones y que el paciente pueda enfrentar rápidamente un tratamiento. Por suerte la medicina avanzó en muchos sentidos y hoy hay mas información y es más fácil llegar a un diagnóstico temprano.


@runnerconem #corredorconem

"En el 2018 comencé con el running, llegó porque una de mis pasiones frustradas fue el fútbol, ese fue un sueño que se me vio truncado muy joven, comencé a jugar en las inferiores de River, Newell´s , Rosario. De alguna manera tiempo después en el medio de la enfermedad cuando hablamos con mi médico, el psiquiatra y junto a mi psicólogo, definimos que tenía que hacer un deporte que me haga bien en lo emocional y en lo físico. Ahí arranque con el running y todo eso que jugué de chico, estaba ahí había quedado en mi ADN, y a pesar de mis dificultades motrices logre ponerme objetivos y cumplirlos. "

"Mi primer carrera fueron los 10k de la Carrera Maya, y en el 2019 corrí los 21k de la Ciudad de Buenos Aires". Hablamos de alguien que enfrenta una patología discapacitante, segunda a nivel mundial, que exige constancia, perseverancia, por supuesta medicación y voluntad para seguir y no bajar los brazos.


El Proyecto:


El proyecto denominado Hoy puede ser un gran día, busca motivar y ayudar a las personas que están atravesando un momento tan difícil como este, con un diagnóstico negativo, que en un principio puede llevarnos a un gran pozo sin salida. Reconocerse en otros y ver que se puede salir adelante, alienta y brinda ejemplo, desde la propia existencia. Hoy además tenemos que sumarle a esa realidad estar encerrados, tener miedos, angustia, la comunidad del proyecto que lleva adelante Román busca brindar sostén a quienes estén necesitados.


"Esta multi plataforma se propone algo básico y al mismo tiempo vital dar una mano a quien lo necesite". Román nos cuenta que trabajan en cuatro pilares, el deporte, la salud, la comunicación y la motivación, como vectores que se articulan para generar una propuesta capaz de alcanzar las demandas de quienes recurren a este proyecto, como una alternativa que los contenga, un espacio para escuchar y sentirse contendido por otros que atraviesan lo mismo. La perspectiva de la enfermedad hoy por hoy es alentadora, la evolución de los fármacos y tratamientos, ha avanzado en los últimos años. Pero hay que trabajar la concientización como lo hacen desde el Proyecto que Román lleva adelante , las personas con esclerosis múltiple pueden llevar una vida normal y se les puede ayudar, esta instancia de acompañamiento es esencial.

La enfermedad es un aprendizaje, " yo siempre digo que toda patología por algo nos sucede, siempre que hablo con alguien intentó dar un mensaje positivo, alentador. El deporte a mí me salvó la vida. En lo personal cuando entré en el pozo depresivo me vi en situaciones muy feas, en ese momento el running me dio una salida. Si bien correr es una actividad que se puede realizar en solitario, también es verdad que es una actividad que te lleva a la camaradería, el compañerismo, que te saca de pensamiento feos, es algo sanador. Por eso yo insisto en que los Gobiernos tienen que apuntar mucho al tema del deporte y la cultura, a la salud por supuesto. El deporte saca a los chicos de la droga, de la calle, el deporte es sanador. Cada vez que corro entró en un estado creativo, que es superior y eso se convierte en una oportunidad.

Running en Cuarentena:

"Por el tema de mi salud tengo que tomar ciertas precauciones porque soy paciente de riesgo, pero por recomendación médica debo hacer actividad física. Hasta el momento si bien tengo el permiso, por una cuestión de respeto, he decidido hacer actividad en mi casa. Hasta el momento he tratado de mantenerme en línea, cuidándome en las comidas, haciendo ejercicios vía tutoriales, encontrando la manera de hacerme una rutina. Lo que yo voy a tratar, si se abre la posibilidad de salir a correr es de que las personas sean cuidadosas y respetuosas, ese es mi mensaje, siempre que se respeten las reglas vamos a estar todos bien.

" Nosotros somos los que tenemos que asumir el compromiso del aprendizaje que nos debería quedar de todo esto. Yo espero y anhelo que haya cambios, pero no sé si realmente va a suceder. Creo que van a quedar algunos hábitos, pero me parece que los verdaderos cambios, los solidarios y que tienen que ver con lo social no se si llegaran, ojalá me equivoque. Las sociedades actuales, tienen un gran componente individualistas, esperemos que Dios y el planeta nos escuche y que tengamos la posibilidad de quedarnos con un aprendizaje, una enseñanza. Quizás los jóvenes, o mis hijos que son chicos cambien y todo esto tenga un efecto transformador."

Los efectos de la pandemia aún son desconocidos para nosotros, pero el ejemplo de vida que nos deja Román es real y auténtico. Atravesar el miedo, la adversidad, salir adelante, cuidarse, quererse, entender que la vida nos siempre es como esperamos. La complejidad de aceptar y aceptarnos tiene una recompensa al final, porque nos lleva a hacer frente lo que somos. Hacerlo con optimismo, es el otro gran desafío. Depende sólo de nosotros convertir ese dolor y esa frustración en algo más. Ese es el reto que nos plantea cada día, seguir aquí en este mundo dando batalla.




215 vistas