El plogging: running a favor del medio ambiente

Los deportes cada vez más evolucionan en relación a sus prácticas e implicancias en torno a otras temàticas, como la que estamos celebrando en el día de hoy. El 5 de junio de 1972, se definió a nivel mundial en el marco de la ONU y en conferencia realizada en la ciudad de Estocolmo.


La política medio ambiental en el mundo fue variando y atendiendo a diversas problemáticas. Una de las declaración en relación al cuidado del medio ambiente fue bajo el lema: “Piensa, Aliméntate, Ahorra”, que convoca a reflexionar sobre un dato alarmante: en el mundo se arroja alrededor de 1.3 millones de toneladas de comida a la basura. Sumando a esto, otros aspectos vinculados a la degradación medio ambiental, el uso irracional de algunos vectores energéticos altamente contaminante entre otras cuestiones.


Las diversas campañas que surgen alrededor del mundo pretenden dar a conocer el impacto que tienen nuestras decisiones alimentarias, de desechos de basuras, de consumos, etc. y cómo tomarlas pueden generar cambios si estamos bien informado. Pequeñas acciones de consumidores y productores, pueden disminuir la cantidad de alimentos que se desechan, por ejemplo ayudando a crear un futuro más sostenible.

Días después a la decisión de la ONU, se armo y aprobó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente con ejes de trabajo y acciones específicas, que viene trabajando hasta la fecha.

Teniendo en cuenta aspectos deportivos y con la concienciación del ejercicio físico entre la sociedad y el cuidado del medio ambiente ha surgido, hace un tiempo una nueva tendencia que ya arrasa en Suecia: El plogging , y que es una idea que ha ido paulatinamente expandiéndose por el mundo. Hoy esta idea parece tener incluso otro sentido, aún más importante que en ese momento por las circunstancias mundiales que estamos atravesando.

Estas tendencias viene desarrollándose cada vez con mayor fuerza y alcanzando distintos niveles, tendiendo a reunir el ejercicio físico con la recogida de residuos mientras uno transita la ciudad, el campo, o el recorrido donde quiera que se de.

Se trata de una práctica en la que se une correr mientras se recogen los residuos y basuras que se encuentran en el camino. Los corredores y corredoras deben cargar con una bolsa para introducir dentro los residuos que recoja, para posteriormente, poder tirarlo en el contenedor.

Se promueven basicámente quemar calorías mientras se ayuda al medio ambiente. Creemos que el running conecta a las personas con su entorno y esto hace que sean muchos más conscientes de la importancia de cuidar nuestro medio, mejorando inclusos sus vistas y atractivos.

Es cierto que en este sentido también surgen otras iniciativas como la Ropa ecológica, otra acción que vienen adoptando las marcas deportivas, crear indumentarias de alto rendimiento hechas con plástico recolectado de los océanos, como polos, bvd, shorts, cada pieza de esta colección está creada con residuos plásticos reciclados que fueron recogidos en las playas y comunidades costeras.


Otras acciones innovadoras que podemos mencionar es la comercialización de envases de agua comestibles . Estos envases hechos a base de extracto de algas comestibles y biodegradables tras 4 a 6 semanas. Poniéndole fin al uso del plástico. Por citar algunas de las iniciativas a nivel mundial que apuntan a mejorar las prácticas y usos de complementos en torno al cuidado del medio ambiente. Así como los geles comestibles fabricados de la misma manera que los de agua que pronto revolucionarán el mercado, etc.

Todos podemos hacer algo desde lo personal para mejorar las condiciones de vida que nos mueve en este mundo, solo se trata de cambiar las prácticas y tomar conciencia. Promover mensajes claros y atender a las iniciativas de grupos y organizaciones que a nivel mundial trabajan en este sentido.

32 vistas