Dream Machine - Editorial

Actualizado: 28 de dic de 2020

Siempre decimos, que un viaje inicia en tu cabeza, porque ése es el punto de partida, del deseo, de las ganas o la necesidad, que nos motiva a emprender una aventura.


Un viaje, es siempre una oportunidad para conocer, para darse la posibilidad de nuevas experiencias, para crecer y aprender. Cada vez que nos proponemos vivir un viaje, corto largo, improvisado o planificado, nos estamos abriendo a algo distinto que tiene diferentes componentes: distracción, alejamiento de la rutina, de los problemas, generar un espacio neutral de reflexión, autoconocimiento, en definitiva nuevas vibraciones para nuestra vida.


Sea cual sea el motivo, la excusa, todo eso inicia dentro nuestro, como una ventana que nos propone mirar las cosas desde otra perspectiva, darnos un cambio.


Un viaje es para nosotros una excusa que abre muchas puertas, las conocidas y las que aparecerán frente nuestro, de manera imprevista poniéndonos a prueba. La capacidad de disfrute siempre tiene que superar cualquier obstáculo que surja, por eso siempre es importante elegir bien con quienes compartimos esa vivencia (como todo en la vida).


Un viaje nos pone al descubierto de nuestras propias necesidades y sensaciones, las que atravesaremos en todo momento, de principio a fin, y para eso, es importante dejarse llevar por ese camino, con plena conciencia en la experimentación. Quien vuelve de un viaje igual... algo hizo mal en el proceso.


En nuestra comunidad los viajeros que corren, además van detrás de concretar metas y diseñar nuevos desafíos. Buscan complementar su pasión con el turismo, pero también el viaje, se convierte en algún punto, en un proceso de introspección porque con él running es una iniciación a otras alternativas posibles, cómo conocer gente con la que surge la empatía por en el deporte, pero también porque se ponen a prueba, ellos mismos, con su cuerpo y su mente activados en modo superación.


En este próximo año, qué estamos prontos a iniciar, seguro surgen nuevos sueños, pensemos que un impasse, puede ser el despegue hacia nuevas formas de vivenciar el mundo, con sus diversas e infinitas maneras de conectar con uno.




58 vistas0 comentarios