Dos pasiones que se potencian

Si pensamos en trazar un paralelismo buscando a que puede asemejarse el correr podríamos decir que tiene muchas similitudes a viajar. En principio porque hablamos de dos acciones que nos ponen en movimiento, físico pero también mental, trasladarse es en cierta medida comparable a transportarse a lugares, emociones, sensaciones. 


Correr es el camino, es lo que sucede mientras lo estas transitando, como cuando viajamos, lo que sucede en el mientras tanto, pero también en el después, al regreso o al finalizar un trayecto, como eso impacta en nosotros, cómo nos motiva a seguir a ir por más cada día.



Correr te conecta con la vida, viajar también pero no solo es una referencia poética es una sensación que se apodera de uno mientras nos adentramos en un recorrido. Correr te ayuda a desconectarte de lo cotidiano, viajar a conectar con nuevas realidades. Cuando viajas nadie te conoce, cuando corres, tampoco. Porque el único que sabe a dónde vas, hasta dónde llegarás y cómo regresarás, sólo eres tú.


Correr es la mejor excusa para viajar o tal vez, viajar se ha vuelto un pretexto para correr, ambas cosas pueden suceder.  Cada vez que uno corre quiere correr más y cada vez que uno viaja quiero viajar más, esto es invitable pasa con todas las cosas que te dan placer.


Correr es atreverse a viajar solo. No cualquiera lo hace. Viajar solo te hace descubrir cosas que difícilmente descubrirías de otra forma, correr también, pero también es una posibilidad que podes iniciar con otros.

Viajar, corre, son dos alternativas que te brindan infinidad de aprendizajes y al mismo tiempo se complementan de una manera increíble potenciando los beneficios de ambas acciones. No hay nada más gratificante que salir a conocer y recorrer la ciudad que estás visitando a través del running.


Una visión y perspectiva completamente diferente a sólo recorrerla en auto o en bus. Cuando corres en un lugar nuevo, tienes la oportunidad de encontrar situaciones únicas y experiencias que seguro guardarás contigo para toda la vida.


Hay muchos corredores que gracias al deporte, ha podido conocer lugares hermosos, gente única y apreciar de cerca muchas de las maravillas del mundo, que quizás de otra manera no lo hubieran hecho, ya que viajar en el marco de una actividad deportiva te lleva a lugares sedes de eventos y competencia. 


El hecho de que cada día más personas se interesen en salir a buscar opciones de deportes que estén acompañadas de turismo, genera que se requieran más y mejores servicios que consideren estas dos pasiones VIAJAR Y CORRER, como conceptos amalgamados y complementarios lo que predispone a buscar opciones generadas bajo esas dos premisas intentando dar mejores respuestas a un grupo importante de adeptos y seguidores. 




75 vistas