Descalzos

En distintos ordenes de la vida, físicos, y metafísicos la tendencia es estar lo mas despojado posible, el primer mito que uno debe derribar en este sentido es el prejuicio.



Hace ya un tiempo se viene hablando de la moda denominada “barefoot walking (caminar descalzo), sino escucharon hablar de ella, no importa, ahora van a saber de que se trata. La cuestión es que al parecer muchos son los que la practican, sabemos que parte de la humanidad esta en sintonía con la idea de volver al inicio. En este sentido el mundo del ‘running’ a manifestado cierto interés proclive a la eliminación de las zapatillas para correr, (tiemblan algunos), pero tranquilos por ahora no creo que se tengan que preocupar.

Cómo les decía la tendencia a volver a las fuentes, es mundial y encierra varias dimensiones que se evoca en varios ordenes de la vida. Hablamos por ejemplo del minimalismo, concepto aplicado a varias áreas de la vida moderna cuando por ejemplo nos referimos a la decoración o la ambientación, es algo así como reducir las cosas a lo esencial, emparentado con esta idea que menos es más.


Algunos aparentemente vinculan esta práctica llamada descalcismo, con cierto grado de eficiencia física. La cuestión, surge de la filosofía new age que tiene como premisa el regreso a la naturaleza y al estado primigenio del hombre, ya sé tanta modernidad para ir a algo tan básico, pero buen es lo que toca.

Los minimalistas, volviendo al tema que nos interesa, se inspiran en las ‘huaraches’, una especies de sandalia con la suela fabricada a base de neumáticos que se ata al pie con tiras de cuero, utilizada por los indios para correr cientos de kilómetros, similar a los que también usaban los griegos en un principio. Existe una mención de este tema en el libro “Nacido para correr”, todo tiene que ver con todo, ya que en cierto sentido se habla de la primera revolución minimalista a raíz de esta publicación, porque por primera vez, muchos se preguntaban si el calzado era un beneficio o no para la salud.


La cuestión desde un punto de vista metafísico pareciera plantear que la vuelta al origen de la especie, es siempre una buena manera de enmendar los avances negativos de la modernidad. Todo es parte de una búsqueda de sensaciones perdidas y músculos atrofiados.

Aunque y vamos a la parte racional del asunto, todo siempre debe transitarse con cierto gradualismo, ya que según se supo hubieron casos de corredores amateurs, que hicieron la transición del ‘running’ con zapatillas al minimalismo y tuvieron que detener su entrenamiento varios meses por una fascitis plantar y problemitas en la espalda.


Por supuesto acá también incide la técnica, si las condiciones cambian deben varias las formas, en cuanto a la manera de pisar, el tipo de zancadas, etc. sería algo así como desandar el camino a cero, cómo desaprender socialmente algo ya adquirido. Entonces me pregunto, podemos dejar una forma de adaptación socialmente regulada a las condiciones de vida actual, y transformar modelos naturalizados y adaptarnos a otros nuevos.? A mí me encanta estar deslaza, pero efectivamente si tengo que salir a la calle me pongo zapatos.

También es cierto, que esta corriente llego a las grandes marcas de zapatillas deportivas, lo menciono como una manera de indicar que tampoco hablamos de 4 delirantes que piensan que estar sin calzado es más efectivo. Todas las marcas han producido y seguirán haciéndolo, modelos minimalistas justamente en sintonía con lo que mencionamos de la importancia de encontrar en el calzado cierta libertad que nos permita poder desplazarnos mas ágiles y veloces, sin tanta carga, ni tanto peso.

La cuestión como todo en la vida tiene adeptos y detractores, gente que transita en los extremos, por supuesto no vamos a encontrar acuerdo absoluto, simplemente abordamos un tema para reflexionar sobre él, cada uno sacara sus conclusiones. 

Al final del día cuando nos despojamos de todo, nos encontremos cómodos siendo nosotros, sin atuendos y sin calzados. Así, auténticos viviendo en este mundo con acuerdos y convenciones, que a la mañana siguiente enfrentaremos seguramente con los zapatos puestos.

11 vistas