Correr por amor al arte

Si pensamos que el arte esta vinculado a lo creativo, a la innovación, deducimos que nada tiene que ver con lo rutinario y repetitivo, entonces como lo vinculamos con algún aspecto creativo. Dónde estarìa el arte en correr? y cuál seria el sentido de esta entrada.  




Cuando observamos por ejemplo a deportistas de alta competencia, desplegar su potencia física, su destreza mental, su concentración. Aquella capacidad y talento, no llevaría a decir que ahí algo de arte existe. Un tipo de arte, que ademas tiene seguidores y fanáticos, personas que se sienten conectados, que siguen esos pasos con sus miradas contemplando aquel espectáculo que transcurre frente a ellos.


Esa sensación que vive quien esta corriendo se transmite de alguna manera, podríamos decir entonces que los corredores no son más que artistas en continuo desarrollo, que con la mejora de sus habilidades consiguen superarse en este arte.


Los artistas se llevan por la motivación, aquella que llega a ellos de manera inusual, de forma inconsciente y se apodera de su talento generando la necesidad de hacer, construir, crear. A los corredores también los mueve la motivación, la de sentir todos los días la necesidad imperiosa de salir a correr, transitar por el placer de ponerse en movimiento y generar endorfinas.


Cómo se inicia el arte en uno, en muchas ocasiones, una persona empieza a correr no porque piense que obtendrá algún tipo de mejora en su organismo o en su estado anímico , sino porque una combinación de factores, algunos internos y otros externos, la obligan a actuar así.


Algunos autores hablan de dos tendencias opuestas: "el determinismo freudiano (cualquier acción, es el producto de diversos impulsos o conflictos derivados de más de un nivel de la personalidad) y el romanticismo, en el que una sola causa es suficiente para explicar un comportamiento determinado".


La pluralidad de motivos o solo la necesidad irracional de hacerlo, ambas son validas y se definen en relación a las necesidades y demandas de cada uno de quienes practican este arte. Las razones de tipo romántico abundan más de lo que parece, pero es muy posible que no tengan tanto peso como el determinismo racional . Una persona que empieza a correr acostumbra a tener unas cuantas razones para hacerlo. Algunas pragmáticas, otras que satisfacen su amor propio, otras que son un autoengaño, otras que son subconscientes… La lista de motivos puede ser tan larga como queramos, porque cada persona es distinta y los estímulos que recibe también son distintos.


El arte no plantea la racionalidad como principal motor, al igual que cuando corremos es muy extraño que alguien nos diga lo que le está pasando realmente por la cabeza, qué le empuja a actuar de una manera determinada, ni el artista, ni el corredor esta preocupado o ocupado en racionalizar lo que pasa por su cabeza mientras hace su arte.


Lo único que importa, como en el arte, es lo que nos lleva a hacerlo. Lo único que debería interesarnos es que corremos y nos gusta. No importa que nos dejemos llevar por razones sutiles o por argumentos convincentes, por vanidad, curiosidad, salud o cualquier causa que se nos ocurra aunque no tengamos ni la más remota idea de si es auténtica. El arte y correr son acciones asociadas al placer y eso es lo único debe ponerse en cuestión, lo que produce en nosotros mientras lo vivimos, cómo repercute en nuestros días y en nuestros contextos, como motivamos a otros.


El arte es una expresión y una visión sensible acerca del mundo, ya sea real o imaginario, que permite expresar ideas, emociones, percepciones y sensaciones, podríamos afirmar que el Running tienen mucho, algo o un poco de todo eso.

23 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

La carretera avanza ...

World Athletics (WA) apuesta fuertemente por las pruebas en carretera y crear mundiales de pruebas en carretera, que según se informó tendrá su primera edición en 2023. Pongamos brevemente las cosas e