Aislamiento Social

El mundo se encuentra en un estadio de parate total. Algo impensado que solo podíamos imaginar como argumento de una película de ciencia ficción, empezo a sucedernos. De a poco, así como las piezas de domino van cayendo uno a uno los países tienen que adoptar medidas cada vez más severas, los lerdos en esta carrera suman terribles consecuencias.


Cada uno de nosotros intentamos primero tomar consciencia y luego adaptarnos a la idea. Cambiando nuestras rutinas, buscando alternativas que nos permitan seguir activos, reacomondando nuestros trabajos, las vidas de nuestros hijos, padres, los vinculos con los amigos, todo.


Sí hablamos del mundo de los viajes y el running que es lo que nos toca en este espacio, todo fue cancelado, o re programado con aspiraciones a futuro. Un día nos levantamos y no había maratón de Tokio, ni media maratón de Nueva York. No habrá Boston, ni Londres, ni nada en una proyección mínima de dos meses, según las últimas informaciones .


Desde hoy a las 00hs, en nuestro país estamos atravesando una cuarentena total y a muchos se les hace imposible ver hacia delante, pero vamos a tener que hacerlo.


El mundo de las carreras, como el resto de las cosas, está en espera. En algunos lugares esta totalmente prohibido correr y por supuesto los eventos y actividades que congreguen personas en torno al deporte.


Sin horas en el gimnasio, ni en los natatorios, ni en los clubes, todos buscan alternativas en casa, rutinas bajo techo o eventualmente al aire libre en el encierro. Algunos mas allá de todo sostienen que correr es el deporte ideal para una pandemia, pero repito depende del estadio en el que el virus se encuentre, en el país que tomemos de referencia, se puede o no practicar.


En España esta totalmente prohibido, nosotros en este estadio de cuarentena total por lo pronto hasta el 31 de marzo tampoco lo podremos hacer. Para Francia, Italia y Bélgica correr esta permitido, según una disposición de los Ministerios de Salud de esos países, siempre y cuando se respeten las distancias interpersonales de un metro los runners pueden realizar actividades deportivas y motoras al aire libre.


Es difícil entender que de pronto de un día para el otro algo que era parte de nuestra cotidianidad no se puede hacer más, no se puede dar la mano, no se puede abrazar a un ser querido, no se puede besar.


Cada uno de nosotros tendrá que generar nuevos espacios de relación sobre todo con uno mismo y con los cercanos. Nos encontraremos siendo sostén y a la vez necesitando que otros nos sostengan y nos hagan el aguante, algunos quedaremos aislados de nuestros seres queridos, aún en nuestra misma ciudad o barrio. El aislamiento exige mucha paciencia, por suerte existe internet, la tecnologias y las redes sociales para comunicarnos e intentar apaciguar la desconexión.


En una situación así, para la que evidentemente no estamos preparados, vemos reacciones de todo tipo, de los extremistas y fatalistas, hasta los inconscientes y egoístas. Ojala encontremos el punto medio, lo necesitamos. Todo lo debemos decodificar de una manera diferente. Como suele suceder en situaciones extremas y ésta si que lo es, empezamos a conocer a los que tenemos al lado con actitudes y reacciones impensadas para bien y para mal.


Todos alguna vez en nuestras vidas hemos tenido un tiempo de cambios, de situaciones que nos descolocan, de barajar y dar de nuevo. Y con mayor o menor capacidad y adaptación la hemos atravesado, me resulta imperiosa la necesidad de encontrar el ingenio, pensar en esto como un desafío, que se me presenta y al que tengo que sobreponerme para salir adelante acomodando el afuera y acomodándome en él adentro.


Nosotros también nos estamos volviendo a acomodar, hoy lo estamos haciendo, buscando la manera, repensando cosas y buscando alternativas. Pensando en este momento como una oportunidad que nos da tiempo, uno distinto al imaginado pero al que le vamos a sacar el mayor provecho posible.

41 vistas